Los pedidos realizados durante el mes de agosto se entregarán a partir del 1 de septiembre.

Juegos con sistema de autocorrección

Los juegos autocorrectores plantean ejercicios de una forma lúdica y diferente, con mecanismos que permiten al niño saber por sí mismo si ha resuelto bien los desafíos. Con estos juegos educativos, el niño juega y aprende de manera independiente: avanzando a su ritmo, estimulando su curiosidad y reforzando su autoestima al verse capaz de resolver él solo los ejercicios. Además, la mayoría de los juegos se basan en acciones manuales, por lo que también trabajan la motricidad fina y son más atractivos para los niños.

Ejercicios para aprender y divertirse

Al tratarse de ejercicios que se resuelven dentro de una dinámica de juego y que no requieren la supervisión de un adulto, presentan varias ventajas para el educador, permitiéndole atender a más niños al mismo tiempo o centrarse en aquellos que necesitan más apoyo.

Los juegos con sistema de autocorrección pueden utilizarse para mantener ocupados a los niños que acaban antes las actividades propuestas, dado que los niños los perciben como una recompensa. De esta forma, los pequeños se sienten motivados para resolver la actividad principal y aprovechan el tiempo mientras esperan a los demás niños, evitando que se aburran y molesten a sus compañeros.

Juegos autocorrectores para las vacaciones

Los juegos autocorrectivos pueden utilizarse como herramienta de refuerzo; ya que, al percibirlos como un entretenimiento, los niños están más dispuestos a realizar ejercicios que inciden sobre el mismo área. Por eso, son perfectos para las vacaciones y otros periodos no lectivos, ayudando a los pequeños a retener lo que aprendieron durante las clases.

En nuestra tienda online puedes comprar juegos autocorrectores que trabajan una gran variedad de temáticas: desde las matemáticas y la concentración hasta el lenguaje y los idiomas. Tenemos las tres gamas del método autocorrectivo ARCO al completo. Compra los estuches y cuadernos de ARCO, Mini ARCO y Bambino ARCO; además de juegos como las llaves de aprendizaje y los tableros Borobil.