Seguimos prestando servicio durante la cuarentena. Podrás recibir tus pedidos a domicilio.

Goma EVA para tus disfraces caseros

La goma EVA o Foamy es un material muy indicado para hacer disfraces caseros, ya que es fácil de trabajar y tiene una buena resistencia al uso y el paso del tiempo. Para la base del disfraz podemos utilizar goma EVA de colores lisos, para luego añadir otro tipo de acabados utilizando goma EVA con estampados, purpurina, textura de toalla…

En Noé didácticos sabemos que muchos disfraces necesitan una amplia gama de colores, por eso disponemos de láminas sueltas de goma EVA y packs surtidos. Así podrás ahorrar, al comprar solo lo que necesitas para tu disfraz.

Láminas grandes de goma EVA

A la hora de elaborar disfraces con goma EVA es fundamental contar con láminas de gran formato. Por eso, en nuestra tienda online te ofrecemos goma EVA de tamaño cartulina o superior, perfectas para hacer el cuerpo de tus disfraces.

Hay muchas formas de hacer disfraces de goma EVA, pero la más sencilla es imitando a un hombre anuncio. Solo hace falta recortar dos láminas grandes de goma EVA con el contorno del disfraz: una para la parte delantera y la otra para la posterior. Luego, añadiremos piezas de otros colores según el diseño que tengamos en mente. Y ya solo nos queda colocar las cintas: dos en la parte superior, para que se sujete sobre los hombros; y dos en los laterales, para que no se abra con el viento.

De esta forma tan sencilla podremos hacer multitud de disfraces divertidos: una fresa, un oso de peluche, una abeja, un muñeco de nieve… Además, podemos crear máscaras de goma EVA para dividir el disfraz en dos partes: haciendo el cuerpo del disfraz como hemos explicado antes y poniéndole cara con nuestra máscara.

La mejor manera de decorar tus disfraces

Una de las mayores ventajas a la hora de hacer disfraces con goma EVA es que puede trabajarse de muchas maneras. Dependiendo de la complejidad del disfraz y de la edad de la persona que lo está haciendo.

A los niños les encanta hacer manualidades, ya que les permite expresarse y mantenerse activos. Y, ¿qué manualidad hay más imaginativa que un disfraz? Hacer un disfraz completo puede ser complicado para los niños, pero seguro que se entretienen haciendo los complementos para el disfraz: máscaras, varitas, espadas… Son manualidades sencillas, en las que pueden trabajar la goma EVA como si fuera cartulina y, además, los complementos pueden ser la parte más entretenida de un disfraz.

Naturalmente, para hacer disfraces más elaborados podemos recortar las piezas con cúteres y bisturís. Luego, podemos añadir detalles utilizando témperas y acrílicos, o modificar su forma y textura aprovechando sus propiedades de termoformado. Para darle volumen podemos utilizar una plancha, calentando las piezas sobre ella para que se abomben; mientras que para añadir texturas podemos utilizar un pirograbador.