Los pedidos realizados durante el mes de agosto se entregarán a partir del 1 de septiembre.

Compra fieltro para manualidades

El fieltro es uno de los materiales básicos para hacer manualidades con los niños, ya que lo tiene todo: es ligero, suave al tacto, resistente, fácil de trabajar y muy colorido.

Una de las principales ventajas del fieltro a la hora de trabajar con niños es que puede cortarse fácilmente utilizando unas tijeras normales, aunque para trabajos profesionales también podemos utilizar el cúter. Además, una vez recortado no se deshilacha, por lo que no tendremos que realizar costuras con dobladillos. Esto lo convierte en un material muy seguro para los niños y con muchas posibilidades de trabajo.

Podemos hacer manualidades con fieltro sencillas, en las que aprovecharemos que no se deshilacha para crear siluetas de colores. Después, podemos pegarlas con silicona líquida u otros pegamentos líquidos para tela para hacer diseños más realistas. En este tipo de manualidades el proceso de trabajo es muy similar al de las manualidades con cartulina; pero con la ventaja de que el fieltro es flexible, muy duradero, y cuenta con un grosor y una textura que embellecen mucho el resultado.

Además, al estar fabricado con fibras textiles, también podremos trabajarlo de modo similar a la tela convencional, realizando todo tipo de costuras. Habitualmente utilizaremos las costuras para unir diferentes piezas e introducir relleno acolchado; pero siempre podemos aprovecharlas como recurso creativo: utilizando hilo de colores para hacer dibujos y decoraciones, o añadiendo materiales como abalorios, lentejuelas, botones...

Fieltro económico para el cole

Como ya hemos ido viendo, el fieltro es un material de gran versatilidad con unas características muy adecuadas para los niños. Por eso es muy utilizado en los centros educativos para hacer manualidades, accesorios, bisutería, elementos decorativos…

En Noé didácticos te ofrecemos fieltro de colores al mejor precio. Con láminas tamaño cartulina para maximizar el ahorro y packs surtidos para esas manualidades en las que necesitas muchos colores.

Manualidades divertidas con Dressy Bond

Otro tejido que aporta grandes posibilidades a la hora de realizar manualidades con los niños es la tela no tejida Dressy Bond (o politextil). Un material más reciente, pero con gran aceptación.

Dressy Bond comparte muchas de las ventajas del fieltro, ya que tampoco se deshilacha al cortar o al coser. Esto hace que sea muy fácil de trabajar utilizando adhesivos, costuras, pintura acrílica, témperas, rotuladores… ¡Las posibilidades son infinitas!

En comparación con el fieltro, la tela no tejida Dressy Bond ofrece una textura más parecida a la de la tela convencional, por lo que es más suave y flexible. Además, es transpirable y lavable, lo que la hace muy adecuada para hacer disfraces, muñecos de trapo, vestiditos para muñecas...

Por todo esto, es un material cada vez más usado para trabajos manuales, gracias a todas sus propiedades y a la amplia gama de colores disponible. Todos los que lo prueban quedan sorprendidos.