Manley, tus ceras de siempre

Las ceras Manley llevan muchos años entre nosotros (concretamente, desde 1964) ya que ofrecen una calidad y textura inigualables. Por eso, muchos niños y niñas las utilizan para hacer manualidades y trabajos educativos. Además, se aplican muy fácilmente, gracias a la suavidad y uniformidad de su textura que permite repartir todo el color sin esfuerzo.

Al extenderse tan fácilmente, resulta sencillo conseguir colores vivos y vibrantes en toda la superficie del dibujo; y, como son tan suaves, podrás mezclar los colores sin problema con el dedo o con la ayuda de un difumino. Además, al llevar tanto tiempo en el mercado, ¡han surgido muchas técnicas para su uso escolar!

Uno de los mayores méritos de las ceras de Manley es que no sólo se utilizan en colegios, guarderías y demás centros educativos; sino que también son las más recomendadas para trabajos de bellas artes. Por eso, sus ceras son perfectas para iniciar a los niños en trabajos artísticos más profesionales.

Compra toda la gama de ceras Manley

Manley fabrica su gama de ceras mediante procesos artesanales. Gracias a esto, se obtienen unas ceras blandas con pigmentos de gran calidad, que resisten bien el paso del tiempo y ofrecen una amplia variedad de colores.

Concretamente, Manley nos ofrece 72 colores bien diferenciados que harán las delicias de grandes y pequeños. Esta gama de colores va desde colores primarios hasta el oro o el plata, ofreciendo multitud de matices y posibilidades artísticas. Por eso, en Noé didácticos nos gustan tanto estas ceras, porque con ellas siempre encontrarás el color que buscas; ya sea como niño, adulto o profesional artístico.